08 marzo 2010

Ni trípode ni monopié

¿No te gusta el monopié? ¿llevar el trípode a cuestas te resulta demasiado tedioso?, te doy una solución casera, que aunque tiene varios años (yo la había visto implantado en alguna réflex de carrete) 'ahora' ha salido a la luz con un video de demostración.

Se trata, como podreis ver a continuación, de atar una cuerdecilla a la zapata del trípode que previamente ha sido anclado a la cámara. El otro extremo lo colocaremos debajo del zapato, tiraremos con la cámara hacia arriba para tensar la cuerda y tendremos una especie de trípode - estabilizador. No es una solución muy profesional pero funciona.

Aquí teneis el video




No hay comentarios:

Publicar un comentario