07 marzo 2010

¿Está sucio mi objetivo?


La mejor forma de saber si tu objetivo necesita una limpieza no es hacer un viaje a Europa, imprimir las fotos y ver dos buenos goterones en mitad de la foto; para prevenir esto vamos a realizar una simple comprobación.

Saldremos a la calle con nuestra cámara réflex, activaremos el modo AV y abriremos el diafragma todo lo que podamos, f/2.8, f/4... lo que el objetivo nos permita. La ISO fija en 100. El enfoque lo situaremos en manual y lo colocaremos en infinito.

Haremos tres fotografías, con estos parámetros, a tres puntos distintos del cielo.


Es preferible hacer esta comprobación en un día soleado y sin nubes (no ha sido mi caso) para que el cielo parezca una lámina azul y detectar mejor las 'manchas' de la lente.

Una vez hayamos realizado las fotografías (RAW o JPG, es indiferente) tendremos que ir visionando con detalle cada fotografía, en el caso de que tenga manchas las veremos sin problema.


No hay comentarios:

Publicar un comentario