13 enero 2010

¿Una tarjeta de mil gigas o mil tarjetas de un giga?


Con este post intento crearos una cierta reflexión, poco profunda lo prometo.

Estamos acostumbrados a guiarnos por el marketing de los productos, por ello pensamos que a más megapíxeles: mejor cámara, o a mayor tamaño de disco duro: mejor es el disco. Si lo extrapolamos a la fotografía, a una tarjeta en concreto solemos elegir una tarjeta de 4gb antes que una de 2gb, sin mirar la velocidad de una y otra. Puede que la de 2gb sea más veloz pero como la de 4gb 'cabe' más, pues me llevo la grande... ERROR. Al menos en principio.

Como ya comenté en otro post, las tarjetas no solo se diferencia por su capacidad sino también por su velocidad. Como también indiqué hay tarjetas de clase 2, 4, 6 y actualmente he podido ver las primeras de clase 10.

Para la fotografía cotidiana elegiremos una tarjeta de clase 2 o clase 4, con esto tendremos suficiente para hacer fotos a la familia, o amigos...
Si queremos realizar videos a una calidad 'familiar' también tendremos suficiente con tarjetas de clase 2 o 4, siempre mejor la 4 que la 2 logicamente.

Pero... ¿qué sucede si uso una tarjeta de una clase baja en un video en alta definición?
Sencillamente, perderá una parte de dicha resolución, podrá ir a saltos, en definitiva: te habrás quedado sin alta definición.

Para esta clase de videos yo, y muchos otros, aconsejamos las tarjetas de clase 6 (si se tiene dinero una de clase 10 claro...), y siempre serán mejor dos tarjetas de 4gb que una de 8gb. Imagina que te vas de viaje y pierdes una... al menos te queda la otra, si solo llevas una, ZAS! o imagina que la tarjeta aprende a nadar... al menos habrá una en tierra seca...

Lo que intento explicar de una forma un poco confusa es que cuando llegueis a la tienda y el vendedor os intente colar una tarjeta de clase 2 de 32GB le digais que NO, que preferis cuatro tarjetas de 4gb de clase 6.


No hay comentarios:

Publicar un comentario