06 febrero 2010

Google Store a prueba, parte II


Terminada la primera parte de este post, que pretende describir el funcionamiento de Google Store, expongo la segunda parte en la que os contaré como ha sido el envio y como ha llegado el paquete.

Recordemos que hice el pedido aproximadamente el día 29 de enero de 2010, y llegó ayer día 5 de febrero de 2010 por lo que ha tardado una semana aproximadamente. Un tiempo bastante bueno, aunque tampoco sé de donde ha venido por que no llevaba remite, asunto un poco curioso, ya que pensemos... ¿si el paquete viene mal... a dónde lo envio?...

La verdad que el embalaje es de los mejores que he recibido, certificado y bien envuelto en un sobre de seguridad. Nota: los gastos de envio ascendieron a unos 7€


El interior del sobre contiene un cubo de 'polyspan' totalmente rígido y muy resistente

Abrimos este embalaje y descubrimos el producto, en perfecto estado. Con factura y una dirección mail a la que nos debemos dirigir si el artículo está defectuoso


Logicamente me informo a cerca del método de devolución, les mando un mensaje que me contestan a las pocas horas, ya no nos dirigimos a Google sino a una empresa de merchandising que lleva a su vez productos de muchas otras empresas internaciones y nacionales. Me indican que si la taza está rota tengo que volver a embalarla, esperar a recibir unas pegatinas en mi domicilio, ponerle dichas pegatinas y llevarla a correos. En el plazo máximo de un mes recibiré en mi domicilio una taza nueva.

El método está bien, es decir, no ponen inconvenientes al devolver un producto... ahora bien: imaginemos que esto es un Nexus One, o Google Phone, viene con la pantalla rota desde Estados Unidos, ahora tenemos que esperar a que desde EEUU nos llegue una carta, poner como he descrito las citadas pegatinas, que el paquete vuele de nuevo a Estados Unidos... que procesen el paquete defectuoso... y que me vuelvan a enviar un teléfono nuevo. Quizás con una taza sea algo poco preocupante que se tarde tanto en devolver un producto, al fin y al cabo solo han sido 7€, pero imaginemos que esto han sido 500€, y que después de esperar semanas viene roto, ahora tenemos que volver a enviar y empezar con todo... El funcionamiento de la Google Store sigue sin convencerme absolutamente nada. Se precisa de una tienda física más cercana para compras superiores a 100€. Es totalmente absurdo que una empresa como Google pretenda meterse en un mercado cuya competencia dispone de las mejores tiendas de electrónica del mundo. Absurdo.




No hay comentarios:

Publicar un comentario