10 febrero 2011

Reflexiones sobre iluminación

Estamos acostumbrados a montar el flash en la zapata de la cámara y disparar, disparar y disparar. Normalmente no nos paramos a pensar en las sombras que se generarán con nuestro flash, simplemente queremos un plano iluminado... voy a tratar de convenceros de que las sombras también son importantes.

Os voy a mostrar dos fotografías tomadas desde un mismo punto, con un flash en la zapata de la cámara y uno externo que he situado en dos posiciones completamente distintas.

En la primera toma el flash externo lo puse alejado del objeto, con difusor, a la izquierda de la cámara, a mayor altura que la cámara y un poco inclinado hacia abajo. El resultado es una sombra fina pero con una buena iluminación.

En la propia foto vereis una flecha de color azul que indica la dirección del flash.


La segunda fotografía está, como digo, tomada desde el mismo punto que la anterior. Se ha cambiado la disposición del flash externo, ahora lo he colocado a mi derecha, a una altura más baja que mi posición y como veis el resultado es una sombra más fuerte y grande que el tamaño del objeto.



Os dejo un vídeo con las fotografías más destacadas de la sesión:

No hay comentarios:

Publicar un comentario