13 febrero 2011

Más reflexiones sobre iluminación con flash


Hace un par de días os contaba como variaba la iluminación y las sombras cuando cambiamos la dirección, altura y profundidad del flash. Hoy os quiero mostrar como esto también sucede si montamos un único flash en la zapata de la cámara.

En esta primera fotografía el flash de la cámara ha sido inclinado hacia arriba, con difusor. Como veis las sombras son prácticamente nulas y la iluminación es uniforme.



El flash sigue estando inclinado hacia arriba pero se ha bajado un poco su ángulo, vemos como hay un cierto reflejo en la bola y se ha dejado de ver el fondo de la pared a través de ella.



El flash se ha colocado en posición frontal sin inclinación, se generan sombras y la iluminación no es tan uniforme.



Dirigimos el flash hacia la izquierda, como veis el toque en la bola es atractivo pero la uniformidad en la iluminación es mala.



Algo peor ocurre si lo giramos a la derecha, la iluminación pierde mucha potencia



Como veis en este caso la mejor solución era enfocar el flash hacia arriba para conseguir un rebote en el techo y así iluminar también el fondo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario